El que no ve el sol no es por ceguera es por abandono de su existencia.

viernes, 24 de noviembre de 2017

☼REFLEXIONO, LUEGO EXISTO.

En alguna parte leí una frase que me hizo reflexionar, decía:
·La manera de dar vale más que lo que se da·
Y ciertamente es así, cuando entregamos amor, amistad,
afecto... la manera de dar es vital,
porque no hay mayor grandeza que dar desde el corazón,
con las manos limpias, la mirada sana y con la virtud del respeto.
A menudo también hay quién confunde la cantidad con la calidad
y es que cuando alguien no puede aspirar a la calidad
se refugia fácilmente en la cantidad.
Cuando en realidad no importa tanto, cuanto queramos
o cuánto nos digan que nos quieren, sino cómo demostramos
y cómo nos demuestran que nos quieren.
¿Qué más da “cuánto” te quieran, si no eres, si no te dejan ser?
¿Qué más da “cuánto” te quieran, si no eres feliz?
Y es que cada persona entrega a los demás
lo que lleva dentro de su corazón;
unas tratan de apagar tu luz y dejan clavados aguijones
de espinas y cicatrices de afectos insanos.
Sin embargo otras,
nos dejan huellas imborrables en nuestra memoria,
nos inspiran a ser mejores personas y viven por siempre en nosotros,
incluso aunque ya no estén a nuestro lado.
En la vida no todas las personas son reemplazables.
Las hay también de insustituibles por las bonitas huellas
que nos van dejando... Porque no dejan huellas
todas las que quieren, sino las que pueden.
Hoy también quiero expresar mi inmensa gratitud a todas esas personas que han pasado por mi vida, que sin ser estrellas del cielo, han sido estrellas en la tierra y han marcado el rumbo de mi existencia dejándome sus valiosísimas huellas.
¡Gracias de corazón!, sin duda valió la pena...
Me pregunto, si yo también seré una huella para alguien.

21 comentarios:

Ester dijo...

Magnificas reflexiones, siempre optimas pero muy oportunas cuando nos acercamos a fechas navideñas y todos nos volvemos buenas personas. La generosidad radica en el corazón no en la cartera. Gracias por contar con nosotros y mi SI muy grande a que vas dejando huellas. Un abrazo

Enrico zio dijo...

Tutti pensieri perfettamente condivisibili.
Felice weekend, un abbraccio
enrico

Ana Bailune dijo...

Um belo post.
Realmente, até para doar, precisamos ter sabedoria.

AMBAR dijo...

Sinceras, profundas y maravillosas letras nos regalas.
Si miramos bien, veremos que hay muchas y brillantes estrellas en el cielo de nuestros días.
Gracias por esta belleza, y ni lo dudes, todos dejamos huella en los demás, me gustaría que las que vaya dejando sean de alegría y felicidad para quien las reciba.
Un abrazo.
Ambar

Inma_Luna dijo...

No puedes tener már razón.
Muchos besos

ana dijo...

Preciosa reflexión MaRiBeL y estoy completamente segura y tú también debes estarlo, que claro que has dejado y dejaras huella en las personas que están. Huella profunda, la que deja el amor incondicional. Un abrazo y ha sido un placer leerte

CRISTINA dijo...

MaRiBeL, hermosa reflexión. El cielo esta lleno de estrellas brillante, solo que hay veces que no reparamos en ellas, y tu eres una de esas estrellas.
Feliz Domingo! Besos.

Araan dijo...

Obrigada Maribel peloa sua visita
e seu carinho
Beijos, Araan.

RECOMENZAR dijo...

maribel sos única... me encanta como escribes y el giro de tus letras

Sara O. Durán dijo...

Maribel, enseñanzas que siempre debemos tener presentes y hacerlo.
Gran abrazo.

PedRo y sus cosas dijo...

Cuantas cosas ciertas hay en tu reflexión,sobretodo en la última parte donde te preguntas si serás estrella para alguién,imagino que sí,creo que todos al menos alguna vez lo hemos sido para alguna persona,al menos eso quiero pensar.

Pantherka dijo...

It's so beautiful.
Greetings.

Másquefootball dijo...

Hola Maribel muchas veces te leo, pero nunca te he dejado ningun comentario, hoy te voy a dejar una historia, mi historia, seguro te resultara familiar.

Hace años conocí a una mujer preciosa, aun lo es,,como si fuera ayer recuerdo cada detalle del primer día que hable con ella, muy pocas personas te miran fijamente a los ojos cuando te hablan, pero ella directamente me clavo la mirada hasta el punto de ponerme nervioso, más tarde supe que sus ojos azules eran tremendamente miopes y que veian muy poco, y que por eso fijaba la mirada, asi que, mi gozo en un pozo, no es que se hubiese quedado prendada de mi.
Ella se reía siempre de mis chistes malos y mis tonterías y a mí me encantaba hacerla reír.
Aunque aparentemente era muy poquita cosa y parecía frágil, descubri que era una mujer muy fuerte, difícil de influenciar. con una mente tan clara como muchos de nosotros quisieramos tener.
Acostumbrada a librar mil batallas, ella sola se abria las puertas, su mejor amiga siempre fue la paciencia en todo lo que hacía tanto por ella misma como por los demas, aquella terca mujer hasta que no lograba lo que se proponia no paraba y al final siempre encontraba la luz aun cuando todo parecía estar entre tinieblas.
Seria muy largo de describir todo el recorrido que pase junto a ella.
Y ya desde hace unos años seguimos rumbos distintos, pero si alguien me preguntase si dejo una huella en mi, mi respuesta es si, yo siempre la echare de menos porque hay historias que son especiales que nunca se olvidan y es muy cierto eso de que en la vida a veces nos encontramos con personas que son insustituibles, tu lo has sido para mi.

Gracias por todo Maribel y te pido perdón por tan poco.
Quiero que sepas que siempre puedes contar conmigo.

J.P. Alexander dijo...

Te mandoun beso y muy buena reflexion

Mª Carmen dijo...

Precioso amiga, seguro que si lo eres para muchas personas. Felices fiestas navideñas. Besitos.

Pantherka dijo...

I wish you a very Merry Christmas.

Existe Sempre Um Lugar dijo...

Santo e feliz Natal para si e sua família.
AG

lola dijo...

Mi querida amiga te deseo que tengas una feliz Navidad
Un abrazo Lola

PedRo y sus cosas dijo...

Ha llegado a su fin este año y he llegado yo por aqui a desearte pases una bonita noche de fin de año y feliz inicio del siguiente,saludos a la distanciaaa.....

Boris Estebitan dijo...

Hermosas letras, bella reflexión. Un feliz 2018 desde El Blog de Boris Estebitan.

tecas dijo...

Mi querida amiga Maribel, preciosa refléxions. Me encanta como escribes.
Sinceras, profundas y maravillosas letras nos regalas.
Gran abrazo.